viernes, 25 de enero de 2013

Gerrod Abram: 12 partidos en Girona del pionero en Zagreb


No he encontrado
foto suya en Girona,
aunque sí la noticia de su
llegada en Gigantes.
No es que dejase una huella tremenda, pero aquí tuvimos también a Gerrod Abram. La mayor curiosidad en la historia de este base negro, pequeño (1,81) y explosivo es que fue, en su momento, el primer americano en la historia de la Cibona de Zagreb. Eso ocurrió en la temporada 94-95. En la siguiente (95-96), sustituyó a Larry Robinson en el Valvi Girona y disputó los últimos 12 partidos de la campaña. El equipo necesitaba un punto más de dirección y anotación exterior: Robinson era más bien un alero, mientras que Abram, aunque mirando mucho al aro, era un '1' claro.

A su carrera, desde luego, no le faltaron episodios polémicos. Cuando estudiaba en el Boston College fue arrestado por utilizar una tarjeta de crédito falsa. Y su campaña en la Cibona no la pudo terminar porque dio positivo por efedrina, lo que indirectamente le echó una mano al Real Madrid ya que era su oponente en cuartos de final de la Eurocup.

Ahora.
Abram no montó ninguna aparentemente en Fontajau. Y sus números fueron bastante buenos: 15 puntos y 2,3 asistencias con porcentajes aceptables (50% en tiros de dos y 36% en triples). Lo mejor fue cuando le clavó 28 al Joventut, aunque el equipo perdió.  Zagreb y Girona fueron los inicios de una carrera europea muy larga y bastante centrada en Italia (también estuvo en Israel y Grecia). No volvería a la ACB ni tampoco logró su sueño de entrar en la NBA, aunque probó con los Raptors. Como nota de color, hasta estuvo en los Harlem Globertrotters.


Como siempre, agradezco mucho a los exjugadores que nos dedican unos minutos. Ahora es entrenador asistente en el Adrian College de su Michigan natal. Lleva allí cuatro años, un trabajo que encontró poco después de retirarse. "Aquí hablo de mis días en Europa todo el tiempo. Fue un gran momento en mi vida jugar en Girona y vivir tan cerca de Barcelona. Teníamos un buen equipo y me hubiese gustado jugar la temporada completa porque entonces sé que hubiera sido una gran temporada".

De su época en Girona hasta le queda un amigo: Deon Thomas, del que ya hablamos aquí no hace mucho y que también es entrenador universitario. "Todavía tengo mucho contacto con él. Fue muy divertido jugar a su lado. Era un gran jugador y un excelente compañero", recuerda. También tiene un apunte para la ahora sufrida afición de Girona: "Me encantaron los seguidores y me gustaría agradecerles el apoyo que tuvieron conmigo todo el tiempo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada