sábado, 5 de enero de 2013

Willie Jones: Inolvidable en Las Palmas volando hacia el aro


Disponiéndose a  machacar (Foto: Gigantes del Basket).
Hay veces en las que te lo ponen todo muy fácil. Ayer montamos una pequeña tertulia en Twitter sobre ex jugadores e Igor Minteguia sacó a Willie Jones como posible personaje para este espacio. La verdad es que me echa un poco para atrás cuando el americano en cuestión sobre el que hablar tiene un nombre muy común, porque entonces resulta un poco complicado 'rastrear' su presente, que es uno de los grandes alicientes del asunto. Pero Google funciona muy bien. Y el periodismo 'retro' también, porque casi siempre hay alguien a quien se le ha ocurrido antes recordar una historia que ha marcado a gente.

En este caso fueron los compañeros del diario La Provincia, de Las Palmas, los que se pusieron a localizar a Jones hace un par de años. Y le hicieron una gran entrevista. Antes de extraer lo más llamativo de ella, os contaré un poco por encima que estamos ante uno de los jugadores más espectaculares de los 80 en la ACB, aunque no estuviese en el mismo escalón 'mediático' que David Russell o Wayne Robinson. Pero sí compitió con ellos en concursos de mates y, en el día a día, fue un anotador muy fiable, con muchas posibilidades. Estuvo en tres equipos distintos ACB (Claret Gran Canaria 85-86, Espanyol 86-87 y Girona 88-89, brevemente este último) y siempre cumplió en ataque, promediando 22,9 puntos y 8,9 rebotes en esos 77 partidos.

Os dejo con Willie, que por lo visto anda en su Buffalo natal.

"Tras retirarme decidí regresar a casa, donde trabajo en el Buffalo Public High School como profesor de educación física y como entrenador de baloncesto, atletismo y campo a través. Es una manera de seguir relacionado con el deporte, que además me permite trabajar con gente joven, que por medio de la actividad física tiene una oportunidad para destacar y evolucionar como persona. No me puedo quejar, hago lo que me gusta. Además, he podido formar una familia de la que me siento muy orgulloso. Estoy casado y tengo tres hijos, uno de 21 años, otro de 17, que es un destacado jugador de baloncesto, y otro de siete, que ama los deportes. Estoy bien, he encontrado mi sitio fuera del deporte profesional".

"Mi paso por el Claret fue una experiencia apasionante. Fue mi segundo equipo europeo, tras pasar por Roma. Para el club, que vivía su primera temporada en Primera División, era todo nuevo. Y todos trabajamos duro para competir contra equipos más fuertes, mejor establecidos en la competición y con más recursos. Fue difícil, pero también fue apasionante.

"No me quedaría con un momento concreto, porque son muchos los buenos recuerdos. Pero me quedo con el grupo, la familia, que formaba el club y con el cariño de la gente. (...). Mi mejor compañero era Berdi Pérez. Era el capitán y, tanto dentro como fuera de la cancha, fue mi mejor compañero". 

En la actualidad, en un campus
"El nivel en España era muy alto, algo que en su momento me sorprendió tras haber jugado en la NCAA, la NBA. Había grandes equipos, como el Real Madrid, el Barcelona o el Joventut, que jugaban siempre duro y que tenían mucho talento".

"Me gustaría volver, en cualquier momento, siempre lo he deseado y espero que suceda. Me encantaría volver, reencontrarme con los amigos que dejé y poder ver un partido del equipo y animar junto a los aficionados. Me gustaría decirle a toda la gente de la Isla que allí viví algunos de los mejores años de mi vida y que me gustaría volver. Les quiero mucho a todos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada