domingo, 23 de diciembre de 2012

Nate Higgs: Vaya web que tiene el terror de los aros

Momento de gloria en el All Star de 1999.

Estaba buscando algo de documentación extra para escribir hoy de Nate Higgs y me encuentro con esto: su página oficial.  No soy muy estudioso de esto, pero es probablemente la mejor (o una de las mejores, seguro) de un jugador del baloncesto español. Porque Nate es americano, sí, pero lo hemos adoptado como nuestro después de tanto tiempo machacando aros entre nosotros. Parece haber encontrado en España su lugar en el mundo... Y no será porque no haya probado sitios. Veamos.

Higgs es conocido sobre todo por haber ganado el concurso de mates de la ACB en 1999 en lo que fue su único año en la liga. Lo logró además 'en casa', cuando jugaba en un TDK que por entonces le adoraba por su espectacularidad anotadora y que acabó cortándole, dejando su trayectoria vital en la competición en esos 26 partidos. Fue un gran concurso de mates que podéis revisitar aquí debajo. El tío realmente se lo curró, aunque lo de saltar por encima de una bota gigante fue una clara maniobra publicitaria:



Hasta llegar a ese momento de gloria (efímera), el tipo no debió tenerlo fácil. Jugó en las ligas menores de su país (CBA y USBL) y en las competiciones de Suecia, Chipre, Argentina, Puerto Rico, e Israel. En la 99-2000 llegó a Manresa, que le sustituyó por Tony White pese a sus 13 puntos de promedio. Había serios problemas clasificatorios en el Nou Congost.

Después, otra vez la vuelta al mundo: la ABA, de nuevo Israel y Puerto Rico, un contrato temporal en Italia... hasta que en el 2003 regresó a España para hacerse un fijo en las competiciones menores federativas. Y cuando digo menores, me refiero a LEB Plata, LEB Bronce y EBA, donde ha jugado hasta la pasada campaña con 43 tacos. Aquí su ficha FEB.es. 

Afincado en Barcelona, cuando contacto con él se explica todo lo de la web: me cuenta que diseña páginas a nivel profesional. "Estoy bien. haciendo mi vida, tranquilo y lejos del círculo, jajaja. Tengo una empresa de diseño gráfico. Estoy feliz con lo que estoy haciendo, con clientes por todo el mundo".

Siempre risueño.
Preguntado por el famoso concurso de mates, lo considera "un buen momento" y un motivo más para estar feliz "porque la gente disfrutó". "Pero tuve muchos más momentos de éxito en el mundo del basket. Y fallos también. Si no, no hubiera sido una vida real. Pero sigo bailando, con una sonrisa, aprendiendo cosas nuevas cada día", añade.
Enfrascado ahora en una disputa judicial espinosa, se nota que es de los que mira al futuro siempre con optimismo: "Tengo ofertas para seguir jugando, pero la vida es mucho mucho más que baloncesto. Ayudo a los jóvenes cuando me preguntan, pero ahora mi tiempo es para otra música".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada