viernes, 28 de diciembre de 2012

Chandler Thompson: Mito en la adolescencia ourensana (por Cobi Sobrino, firma invitada)


Intentando machacar
sobre Sabonis...
...Y minutos después atizándole en una famosa bronca en un
Real Madrid-Coren  Ourense en el Palacio de los Deportes.

En 1992, tuve la fortuna de que el equipo de la localidad donde vivía estaba en la ACB y era un asiduo al Pabellón Paco Paz, donde jugaba el recién renombrado Coren Ourense (antiguo Caixa Ourense). En aquella época sin twitter, sin internet popularizado, sin la multitud de páginas dedicadas al baloncesto, la única fuente fiable, aparte de la revista Gigantes del Basket, que cada semana devorábamos era el periódico local. Aquel lejano verano se anunciaba que los tres fichajes americanos del equipo eran Clarence Kea (al que ya conocía de Murcia), un base llamado Andre Turner con experiencia NBA (eso eran palabras mayores de aquellas) y a un tal Chandler Thompson llegado de la NCAA, de Ball State. El caso es que desde un principio --e imagino que porque durante aquellos años yo mismo jugaba federado en la posición de escolta-alero-- me decante sin dudarlo por nombrarle mi jugador favorito. Esta es su historia.

Thompson nació un 2 de febrero de 1970 en la pequeña localidad de Muncie, en el estado de Indiana.
Ya desde bien joven demostró aptitudes para el deporte de la canasta y así en 1988 con su instituto Muncie Central se proclama campeón estatal (Indiana) anotando 21 puntos en la final contra los Concord de un espigado Shawn Kemp, que luego se convertiría en un icono NBA. Durante esa época Thompson llegó a promediar más de 24 puntos, 11 rebotes, 5 asistencias, 4 robos y 2.5 tapones, lo cual le llevó a quedar segundo en la elección de Mr. Basketball del estado por delante del propio Kemp.

Uno de los concursos de mates de la ACB que ganó (Foto: Gigantes del Basket)
Su siguiente paso sería la Universidad de Ball State, donde jugó tres temporadas (1989-1992). Cada temporada en el torneo NCAA sale una "cenicienta," una universidad con la que nadie cuenta y se cuela entre los mejores dejando para la posteridad un legado de grandes hazañas. Esto pasaría en la temporada 1989-90 cuando en primera ronda se cargan a Oregon State --donde jugaba el Jugador del Año Gary Payton-- gracias a los 24 puntos y 14 rebotes de Thompson y una canasta de Ball State en el ultimo segundo. En segunda ronda toca un hueso duro de roer como Louisville, pero Thompson lidera una vez más a los suyos con 15 puntos y 6 rebotes. Sin tiempo para celebrarlo, se iba al hospital para asistir al nacimiento de su primera hija y dos días mas tarde, Ball State llegaba al Sweet Sixteen (primera y única vez en la historia de la universidad), donde se enfrentaba a la todopoderosa y a la postre campeona UNLV de Larry Johnson, a la que pusieron contra las cuerdas hasta el final. Perdieron solamente de dos puntos con otra tremenda actuación de nuestro personaje (21 puntos) y uno de los mates más recordados de la historia del torneo final que podéis ver aquí:


Ball State no llegaría nunca más a esas cotas ni al torneo NCAA y quizás eso le costó no salir elegido en el 'draft' NBA en 1992, aunque si lo hizo en el de la CBA (la precursora de la actual D-League).

Con el Estudiantes.
Como decía anteriormente en el verano de 1992 de la mano de Tim Shea (entrenador del Coren) llegaba a España un americano que más tarde se convertiría en uno de los mejores de la competición. Su llegada fue un 'shock' cultural, tal y como me contaba el propio Thompson en la entrevista que le realicé para mi blog: ver el jamón colgado de las paredes de los mercados y demás fue suficiente para que apenas comiese otra cosa que pizza en su primer año en nuestro país. ¿El pulpo? Ni lo tocaría hasta años después en Madrid. En Ourense fueron tres temporadas (1992-1995) donde primero con Turner y luego con Darrell Armstrong formó una de las parejas mas espectaculares y dinámicas que se hayan visto. Su atleticismo le sirvió para ganar cuatro veces el concurso de mates y de formar parte de los 'highlights' de la liga semana sí, semana también. El equipo llegó a los playoffs por el título codeándose con los gallitos de la liga, algo que los que lo vivimos in situ todavía recordamos con gran cariño. La vida podría haber sido diferente, como él me contaba, ya que a pesar de haber pasado por varias ligas de verano estadounidenses (lo mas cerca que estuvo de fichar por NBA fue con los Bucks) nunca le dieron la oportunidad que el realmente se merecía.

Otra con el Estudiantes, posterior.
El siguiente paso era un grande de la competición y así llegaba al Estudiantes en 1995. En Madrid estaría 5 temporadas (1995-2000) mostrando galones desde el inicio en una época dorada del club con cuatro semifinales de liga, una Copa del Rey y el subcampeonato de la Korac en 2000. Su última temporada sobre todo estuvo marcada por las lesiones que le hicieron perderse numerosos partidos  y le forzaron al final a buscarse las habas fuera de nuestro país después de tantas temporadas.
Fueron un total de 286 partidos en la ACB con 4898 puntos (17.1), 1442 rebotes (5.0) y mas de 327 veces colgado de los aros españoles.

Su siguiente parada sería en Grecia, pero problemas burocráticos, es decir, un equipo que dice que te paga y luego no cumple le llevaron a emigrar a Italia. Llegaba al Fabriano Basket (2000-02) después de un “try-out” de un partido. El bueno de Thompson no solo ganaba el partido para Fabriano con dos tiros libres con el tiempo cumplido. ¿Resultado? Contrato garantizado de dos temporadas y campeonato de A-2 con el consabido ascenso. Después pasaría al Udine y Scafati (2002-03). En 2004 hacía las maletas con destino a la gélida Rusia, donde solo jugó media temporada. Volvería a Italia con el Rimini para la 2004-05. Sería su ultimo equipo en Europa antes de volver a la ABA de la mano de los Indianápolis Alley Cats, donde jugó dos temporadas (2005-07). Le dio tiempo a ser All Star y elegido en el Quinteto Ideal de la temporada. Aunque hizo números espectaculares, quedaba segundo en la votación general del MVP.
Ahora.

Al mismo tiempo, en 2006 comenzaba a hacer sus pinitos en los banquillos de varios institutos locales ganando experiencia cada día para en esta temporada colocarse como entrenador asistente del gran Jack Keefer del instituto Lawrence North, de donde han salido recientemente jugadores como Greg Oden o Mike Conley.

Retomando lo del verano de 1992 cuando Chandler Thompson llegó a tierras ourensanas, recuerdo como me impresionó su facilidad para destrozar el aro, cómo era imparable una vez que iniciaba su salto de cara a canasta. Fueron multitud de partidazos que se marcó delante de mis incrédulos ojos. En aquel entonces (13 años y ni idea de inglés) no se me hubiese ocurrido dirigirle la palabra, pero hace unos meses le llamé para para charlar con él. Resultó ser un tipo muy simpático, afable, con ganas de ayudarme. Un crack como jugador y como persona. Hasta siempre, Chandler.

7 comentarios:

  1. Muchas gracias por el articulo. Yo también tenía más o menos la misma edad, y la verdad son recuerdos increibles, que los niños de hoy en día viendo al actual cob, ni se le pasarían por la mente.

    pd. Veo que ha engordado como era previsible, se te ha olvidado comentar que cada vez que volvía de vacaciones volvía gordo gordo. xD

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que los que disfrutamos esa época de ACB en Ourense, creo que tuvimos la gran suerte de disfrutar de varios jugadores increíbles y buenos profesionales.

    ResponderEliminar
  3. También soy de Ourense y .chandler ha sido mi ídolo, probablemente el jugador mas espectacular que hayamos tenido. Yo teni

    ResponderEliminar
  4. Yo tenía 23 años y aquellos años con turner, los jackson5, armstrong, etc fueron los mejores de la historia del cob. Estuve en Madrid ganando al real de sabonis, el día de la pelea, que gozada ganarles allí en su casa, con todo Madrid en contra. Recuerdo también a randy knowles, brad wright, bryson, howard wood, Aisa, Espinosa, etc. Si alguien compartirlo, me llamo cesar, cesarrodriguez10@hotmail.com

    ResponderEliminar
  5. También recuerdo el primer año de chandler, era un desconocido. Iba en autobús a Madrid y hablaba de basket con un pasajero tb aficionado. Hablamos del concurso de mates y le dije: recuerda, ganara chandler thompson y se echo a reír..

    ResponderEliminar
  6. mi jugador preferido de siempre en ACB

    ResponderEliminar
  7. Para siempre en mi memoria sus increíbles vuelos. Esa capacidad para elevarse y aguantar ahí es algo que no se verá nunca más en Orense y probablemente en España. Chandler forever!!

    ResponderEliminar