domingo, 25 de noviembre de 2012

Wallace Bryant: El primer nacido en España que jugó en la NBA


En el Barcelona jugando contra el CAI Zaragoza (Foto: Gigantes del Basket).
Atención. Pregunta de Trivial. Tramposa, eso sí.

¿Quién fue el primer jugador nacido en España que jugó en la NBA?

No. La respuesta no es Fernando Martín. La respuesta es Wallace Gordon Bryant junior.

Cromo 88-89.
Claro, claro, ahora vienen los matices. Bryant vino al mundo el 14 de julio de 1959 en la base de Torrejón de Ardoz, donde los 'yankees' llevaban poco tiempo. Su padre era militar. Me imagino que un tipo fornido, porque el niño les salió increíble: 2,13 de estatura y un corpachón enorme que le dio para ganarse la vida jugando al baloncesto bastante bien. Número 30 del 'draft' de 1982 por Chicago, pasó antes de debutar en la NBA una temporada en Cantú, donde ganó la Copa de Europa siendo el máximo anotador de la final ante el Milan junto a Antonello Riva (18 puntos).

Después, una temporada con los Bulls, una y media con Dallas y un puñado de partidos con los Clippers. No se puede decir que tuviese un papel marginal (entre 12 y 17 minutos por noche), pero volvió a Europa, en concreto al país donde nació.

Me resulta increíble recordar lo buen jugador que era y que su primer sitio en la ACB ni siquiera fuese uno de los grandes, sino Huesca, que capturó bien la ocasión tras ser Bryant cortado por los Clippers en la 85-86. El resultado fue el esperado: 23,7 puntos y 9,3 rebotes. No había muchos 'siete pies' en la liga entonces.

Su sitio estaba el año siguiente en el Barcelona, obsesionado con acabar con el predominio del Real Madrid. Y no decepcionó: 15,5 puntos y 8 rebotes para obtener Liga ACB, Copa del Rey y Copa Korac. Fue rarísimo que no continuase en el equipo, pero no tanto si se tiene en cuenta que el hombre que ocupó su teórico puesto de americano importante, Audie Norris, marcaría después una época en el Palau. Pero siempre me ha parecido un poco injusto que esa época de éxitos azulgranas se identifique tanto con la llegada de Norris cuando no fue exactamente así.
Una imagen actual. A la izquierda, claro.

Tras un añito en la Fortitudo de Bolonia, Bryant regresó a España, donde completó dos excelentes campañas con Caja Bilbao (la 88-89, 19 puntos y 9,6 rebotes) y Girona (la 89-90, 18,7 y 9 rebotes). Siempre muy fiable, muy intimidador, y contundente en ataque. Sumamente efectivo en los dos lados de la cancha.

Llegaría poco después la temida decadencia a la que se enfrentan todos los jugadores. En la 91-92 sus números en una nueva etapa en Huesca no superaron los 11 puntos y 8 rebotes, aunque sus problemas físicos se vieron disimulados en Argentina, donde apuraría hasta los 38 años (96-97) ganando varios títulos (dos ligas locales y dos continentales) en sitios como Atenas de Córdoba, Ferrocarril Oeste y Peñarol.

En estos últimos años lo que he podido encontrar de él es que ha entrenado en ligas menores estadounidenses, como la USBL (a los Jackson Wildcats) y la ABA (California Sun Kings), donde parece que anda actualmente. Vive en San Francisco, la ciudad en la que desarrolló su carrera universitaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada