lunes, 12 de noviembre de 2012

Salva Díez: El gran pasador, el gran 'villano'

Defendiendo a Mijail Mijailov con el Barcelona. (Foto: Gigantes del Basket)
Salva Díez fue uno de los bases más importantes del baloncesto español, sobre todo en sus épocas con Caja Canarias (84-89) y Pamesa Valencia (89-93). Sin embargo, es más recordado por su recta final, otro cuatrienio en el Barcelona (93-97) en el que adquirió un papel menos relevante en cuanto al juego, pero sí más controvertido: el 'villano'.

Díez fue un '1' muy fuerte físicamente (1,93). Es de Logroño y llegó a estar en la cantera del Baskonia a principios de los 80, llegando a debutar con el primer equipo. Sin embargo, su gran salto como jugador se produjo en La Laguna, donde fue el director de juego indiscutible de los amarillos. Eso le permitió subir a un escalón superior en Valencia, donde se hartó de repartir asistencias y hasta consiguió la internacionalidad 7 veces. Se quedó varias veces al borde de disputar un gran torneo.

Con 30 años su carrera parecía que iba a emprender su cuesta abajo. Pero le llamó el Barça de Aíto, que le utilizó de 'stopper' defensivo, un rol que no había tenido como principal hasta entonces, más preocupado en generar y repartir juego. No fue titular, pero sí un pieza clave para que en esos cuatro años el equipo azulgrana se llevase tres ligas y una Copa del Rey. Salva era el típico jugador adorado por su afición por su entrega y odiado por las rivales porque siempre era el encargado de secar --casi 'como fuera'.. al exterior estrella. Y cuando estaba en el banquillo, era habitual verle animando con la toalla, muy metido en los partidos.
Intentando zafarse de Montero y Rafa Jofresa con el Canarias (Foto: La Opinión de Tenerife)

"Es curioso el cambio, sí. En Canarias y Valencia jugué muchísimos minutos. Aíto me dio la oportunidad con otro papel, de muchísima defensa. Se me vio más esos años al estar en un 'grande' y además tuve la oportunidad de ganar varios títulos, lo cual no es fácil", recuerda desde Logroño. Desde hace diez años es director de un campo de golf, el Rioja Alta, y está en la directiva del Knet, equipo de la LEB Oro. También intenta mantener la forma jugando de vez en cuando con los veteranos del Barcelona.

Ahora.
En la temporada 91-92 consiguió un hito muy poco habitual: con el Pamesa fue líder de la competición en asistencias y robos de balón al mismo tiempo. "He disfrutado mucho con los pases. Si iba solo en un contraataque con un pívot, prefiría dársela para que la metiese para abajo, porque el espectáculo es importante. Los aleros también estaban contentos conmigo porque siempre les intentaba hacer llegar el balón en las mejores condiciones", agrega.

Es el momento de comparar pasado y presente. "No sé qué baloncesto es mejor. Lo que sí puedo decir que antes era más conocido que ahora. Los jugadores cambian demasiado de equipo y no da tiempo a que la gente se identifique con ellos. Y antes, cuando venía un extranjero, era porque tenía calidad y nos podía enseñar cosas. En los últimos años han venido muchos en los que no era así. Decían que eso permitía bajar los precios, pero ha tenido más repercusiones negativas que positivas".

También es un ejemplo de longevidad deportiva: tras salir del Barcelona en el 97, aún le dio tiempo para estar tres años en el Caja San Fernando, uno en el Benfica y los dos últimos en EBA con el Caja Rioja. Se retiró en el 2003 con 40 años.

'Escandalosos' sus números: 517 partidos ACB, 2.960 puntos (5,7 de media), 1.226 rebotes (2,4), 1.712 asistencias (3,3), 970 robos (1,9) y 13.894 minutos (27).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada