miércoles, 7 de noviembre de 2012

Mike Smith: El espectacular criminólogo que se "nacionalizó" andaluz

Con la selección española, en el Eurobasket de 1997.
Mike Smith fue, en ese páramo que fue para la selección española la década de los 90, algo en lo que agarrarse: un jugador espectacular y comprometido. En esta época de nacionalizaciones 'sospechosas', resulta emocionante atestiguar que la suya tuvo un sentido más allá del deportivo: vive en Sevilla y sigue trabajando para el baloncesto, aunque en un cariz más modesto que el que en su momento le dio títulos importantes.

Con el Mayoral ante Sabonis.
Alero, 1,98, tremendo salto y un tiro exterior que fue mejorando con el tiempo. Su historia tiene muchas curiosidades. Nació en Nueva York, estudió en una pequeña universidad de South Carolina y se licenció en Criminología. Parece que llegó a ser admitido en la academia del FBI, algo que rechazó para jugar en un equipo de la modestísima liga irlandesa, el Yoplait de Dublín. No sé si son números de fiar, pero se ha publicado que promedió 40 puntos y 20 rebotes. Eso llamó la atención de Javier Imbroda, que lo fichó en 1988 para su Mayoral Maristas de Primera B, donde también se convirtió en un jugador dominante junto a otro Smith que vivía por encima del aro, Ray. Aquello era pánico.

Su matrimonio con una española le abrió las puertas a un proceso de nacionalización que duró varios años. Pero su carrera seguía creciendo: subió a la ACB y completó un lustro en Málaga asegurando 20 puntos y 9 rebotes con facilidad antes de ir en 1991 a un Joventut que por entonces era puede que el equipo más poderoso económicamente de la liga. Participó decisivamente en la Euroliga ganada por los verdinegros en 1994.

En el 7up Joventut.
Del 95 al 98 estuvo en el Real Madrid con menos aportación, aunque también un papel relevante, ganando una Recopa. Sevilla y Alicante fueron sus últimas estaciones hasta retirarse (aparentemente) en el 2001, con 38 años. He dicho "aparentemente" porque ocho años después volvió para ayudar a lograr la permanencia en Primera Nacional unos meses en el club que preside, el Dos Hermanas.

Jugó 16 partidos con la selección, incluyendo el Eurobasket de Barcelona en 1995, siendo uno de los cuatro únicos jugadores de raza negra que lo han hecho en la historia. De dos los otros dos ya hemos hablado aquí: Chicho Sibilio y Chuck Kornegay. El otro es Serge Ibaka, claro. Estuvo bastante bien, pero ya he dicho al principio que era un tiempo diferente.

Le llamé por teléfono hace unos días y me confirmó lo que todos me habían contado de él: es un tipo de un carácter risueño, muy educado. Estuvo encantador. "Estoy muy orgulloso de mi trayectoria deportiva, pero también ha ido aparejada a la personal y eso es más importante. Tengo muchos amigos aquí en España y me siento muy a gusto aquí. Se puede decir que soy un español más, no solo por el pasaporte", afirma.

Él mismo se reconoce sorprendido por cómo ha transcurrido su vida. "Desde luego, cuando llegué a Málaga hace casi 25 años no imaginé que iba a quedarme aquí tanto tiempo, o para siempre. Pero nunca se sabe cómo va a ser el futuro. España engancha por su cultura, por su forma de vida", añade. En su opinión, aquel baloncesto era diferente. "Las cosas desde luego no son como antes. Creo que se sentían más los colores de cada club, los jugadores estaban más tiempo en ellos y la gente se identificaba con ellos, los veían como propios. Era un matrimonio total. Ahora es imposible. Más un negocio que otra cosa, como en la NBA".

Ahora.
Sobre su paso por la selección, lamenta que entonces "no hubiera tanto jugador estrella como ahora y no pudiéramos conseguir mejores resultados", pero califica como "un privilegio, devolver a España lo que España me ha dado".

Aparte de presidir el Dos Hermanas ("no tenemos muchos recursos, pero trabajamos mucho para ser una referencia. Colaboramos con el Cajasol"), representa jugadores y tiene algún negocio más.

Aquí os dejo con un ejemplo claro de su juego: un mate realmente brutal:


3 comentarios:

  1. Aquel infame eurobasket en Barcelona fue en el año 1997...y eso de que el Joventut a mediados de los 90 era el equipo más potente económicamente es más que discutible, teniendo en cuanta lo que tienen detrás el FÚTBOL club Barcelona y el Real Madrid Club de FÚTBOL

    ResponderEliminar
  2. Anécdota: para participar en un All Star ACB regresó de los EE.UU utilizando el Concorde. No se lo pagó la ACB, claro, se lo pagó él por su interés en participar en el concurso de mates. No recuerdo la edición y si lo ganó pero llegó a tiempo para competir.

    ResponderEliminar
  3. He sido yo a subir este video, jugón!

    ResponderEliminar