viernes, 23 de noviembre de 2012

Mike Harper: El 'socio' de Eddie Phillips


En acción con el Caja Canarias (Foto: Gigantes).
Mike Harper siempre será recordado en la ACB por haber formado 'pareja artística' con Eddie Phillips en el Caja Canarias. Fue durante apenas año y medio (la 86-87 y parte de la 87-88). El dúo funcionó a las mil maravillas, pero las 'cosas' de Phillips, el más genial y también el más indisciplinado de los dos, hizo que eso se rompiese.

Phillips llevaba dos años en la isla anotando y anotando, pero necesitaban a alguien que le contuviese. Eligieron a Harper, recomendado por él y que era de un carácter más pausado, además de un muy buen jugador que aseguró el tiempo que estuvo vestido de amarillo casi 20 puntos y 10 rebotes, pese a todo el juego que absorbía su socio. De hecho, era un jugador de buen currículum: unos partiditos en la NBA con Portland de 1980 a 82 y experiencia europea en Italia y Francia.

Su 'trabajo' fuera de la cancha fue bastante bien hasta que en una noche, una de discoteca de Las Américas, cuenta la leyenda que a Eddie le dio por sacar un arma y disparar al aire a cuentas de un incidente de índole racista. Eso precipitó la marcha de uno y de otro.

Harper vive ahora en Portland y asegura no saber nada de Phillips, sobre el que no he encontrado nada 'googleando', por cierto. "Le rezo a Dios para que esté bien", dice el pívot, que ahora es entrenador asistente en Lewis and Clark College, como anteriormente lo fue en la Portland University. También es propietario de una agencia de seguros (State Farm), a lo que principalmente se ha dedicado en los dos últimos años. Sigue con la misma mujer con la que estaba en Canarias, su esposa Lisa. "Vamos a celebrar nuestro 29 aniversario", cuenta.

¿Qué recuerda de su paso por el Caja Canarias? Atención que van algunas curiosidades aparte de los tópicos: "Lo recuerdo muy bien. Los mejores fans del mundo. La mejor comida que he tomado. Genial por los huevos con patatas y por el mejor departamento de bomberos del mundo. Mi mujer y yo disfrutamos del entretenimiento y de las montañas. Nos mantenemos en contacto con algunas familias de las que nos hicimos amigos entonces y rezo para tener la oportunidad algún día de volver y ver de nuevo algunos partidos del equipo"..

Ahora.
No deja ahí los elogios. "Santa Cruz y la isla de Tenerife es lo mejor para una familia en España. Jugar allí baloncesto fue lo mejor que me ha pasado en mi vida y defendí orgulloso a mi equipo. Los dos años que estuve allí me marcaron para ser el hombre que soy hoy".

Harper también dirige una organización no gubernamental que realiza distintas tareas de beneficencia, la Grassharper Foundation.

Lamentablemente, otro correo posterior que le mandé preguntándole por el incidente de la discoteca no me lo ha respondido. En cierto modo, lógico. Uno siempre ha quedarse solo con las cosas buenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada