miércoles, 14 de noviembre de 2012

Manuel Aller: "Simplemente", el escolta del OAR


Principios de los 80, esas canchas de Dios... y cierto aire a Ricky Rubio, ¿no?
Ayer hablábamos de Ricardo Aldrey y hoy, inevitablemente, hay que hacerlo de Manuel Aller, al que repetitivamente en su época de jugador se le llamaba 'Manolito', no sé si para su gusto o no. Como ya dije, Aldrey y Aller fueron 'pareja artística' durante muchos años en el OAR/Clesa Ferrol. Aller era el brazo ejecutor: uno de esos anotadores nacionales que ya, simplemente, no existen.

Hay ligeras diferencias entre Aldrey y Aller, eso sí. Aller no es gallego, aunque como si lo fuera. Nació en el Bierzo leonés, en Ponferrada, aunque toda su carrera profesional, excepto un añito en el efímero proyecto del Salamanca en ACB, transcurrió en Galicia y en Ferrol, donde todavía sigue viviendo.
Principios de los 90.

Aller también gozó de mayor reconocimiento nacional que Aldrey. En 11 temporadas en ACB promedió casi 12 puntos por partido, con picos como los 18,9 de la 88-89. Y fue 19 veces internacional, incluyendo un gran torneo como fue el Eurobasket de Zagreb en 1989. "Es como si ahora te llaman para jugar con Pau, Ricky y Rudy. Para mí fue algo inolvidable, todo un premio, no solo a mí, sino al club y a toda la gente que me rodeaba", recuerda. En aquella época, la nómina de aleros con la que competía era tremenda: Epi, Villacampa, Margall, Sibilio, Fernando Arcega... "Era muy complicado hacerse hueco".

Ser 'santo y seña' del baloncesto de un lugar es una responsabilidad gozosa, según nuestro protagonista. "Hacíamos los que nos gustaba y encima nos pagaban por ello. Para nosotros fue muy especial que tanta gente se fijase en nosotros durante una época, sobre todo porque estábamos alejados de los grandes centros del baloncesto nacional, como Madrid y Cataluña".

Con la Federación Española (FEB.es)
Considera que es "muy difícil" que un nacional vuelva a ocupar un puesto tan importante a nivel de anotación en un equipo de la zona media-baja de la tabla de la ACB ("los tiempos han cambiado. Ahora ya ningún jugador está tantos minutos en pista"). Y, cuando se le pregunta por el OAR, dice por un lado que "tampoco puedes mirar atrás" y por otro que "fue un proyecto que se hizo de una manera muy especial, con gente de la casa, comprometida, varios jugadores que estuvimos muchos años juntos y que nos dejó un recuerdo maravilloso".

Manuel Aller colabora con el gabinete técnico de la Federación Española de Baloncesto, para el que realiza seguimiento de jugadores. Además, ha estado implicado en distintas empresas.

Mañana terminaré esta pequeña 'trilogía' del basket gallego con otro legenario: Manel Sánchez.

1 comentario:

  1. Una corrección, el Eurobasket de Zagreb fue en 1989. La primera foto es en los primerísimos ochenta, en la recordada "Punta Arnela".

    ResponderEliminar