viernes, 26 de octubre de 2012

Wilson Simón: Adiós a la magia brasileira

En el Forum Valladolid. (cbvalladolid.es)
Esta semana hemos hablado bastante de la muerte de Drazen Petrovic y, al hilo, aunque involuntariamente, ha salido la de Wilson Simón Carvalho, que se produjo este pasado verano en su país de nacimiento, Brasil, por culpa de un cáncer. Tenía 47 años.

La desaparición de 'Siço' pasó, desgraciadamente, algo inadvertida, aunque se publicó en algunos sitios, como en periódicos de Valladolid (El Norte de Castilla), y la propia página de la ACB. Lo digo porque, por ejemplo, Paco Zapata, compañero suyo en la selección junior de 1984, se enteró de ella por los tuits en los que salió el tema. Hasta Antoni Daimiel, ese tipo al que tantos admiramos por lo mucho y bien que está al día en el basket, se mostró impresionado al saberlo. "Qué lástima, era un gran jugador de ataque, mucha fantasía", me comentó.

Sí, mucha fantasía. Seguro que Daimiel lo vio jugar bastante en Valladolid, su ciudad, porque 'Siço' vivió seguramente su época dorada allí. Hizo una buena pareja de bases con Pepe Alonso. Incluso llegó a echar raíces en la ciudad tras terminar su carrera baloncestística. Había jugado poquito en la primera Liga ACB con el Real Madrid, la 83-84, como alternativa a Juan Antonio Corbalán. En el Fórum sí brilló más las dos campañas siguientes, y a partir de ahí una pequeña vuelta a España aquí y allá, poniendo al servicio su talento y su sonrisa donde se le requirió: Las Palmas, Huesca, Gandía... 108 partidos ACB y 4,2 puntos. Recuerdo haberle visto jugar en plan crepuscular en Plasencia.

España junior'84. Arriba: Zapata, Ortiz, Orenga, Antonio Martín, Antón Soler y Xavi Crespo.
Abajo: Siço Simón, Villalobos, Carlos Montes, Raúl Capablo, Montero y Rafa Jofresa.
Su padre era español y su madre, brasileña. De esa mezcla tenía que salir algo bueno. Es curioso que su condición de oriundo le permitiese jugar en las dos selecciones en categoría junior: en la brasileña, en el Mundial 83 de Palma de Mallorca (bronce); en la española, un año después en el Europeo.

Descanse en paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada