viernes, 12 de octubre de 2012

Josep Pacreu: Peleando contra la crisis en EBA


Gijón (2001-02)
La Liga EBA sigue siendo, en muchos casos, lo que despectivamente se suele llamar un 'cementerio de elefantes'. Quizás no debería ser tan despectivo: un elefante es un animal fuerte y sabio, y también tiene derecho a tener su propio cementerio. En esas coordenadas encontramos a Josep Pacreu, que tras unos añitos en ACB y sobre todo en LEB anda echando sus últimas canastas en la EBA, en el Chantada gallego, al tiempo que, como nos pasa a muchos, campea con la crisis económica.

Pacreu era, sobre todo, un tirador, un escolta bastante clásico. Nacido en La Bisbal, un pueblo de la provincia de Girona, hace 34 años. Creció en la cantera del Joventut, con el que debutó jovencísimo, en la temporada 95-96, con apenas 17. Impresionaba entonces su muñeca, lo grande que veía el aro. Campeón de Europa sub-22 en 1998. En realidad, donde se curtió fue en LEB, en Menorca y Gijón, antes de regresar a Badalona en la 2000-01. Estaba más hecho, pero no superó los diez minutos de media y regresó a Gijón, donde tampoco dispuso de demasiado protagonismo, aunque sí era un jugador bastante querido por la hinchada. En total, 57 partidos ACB con 11 minutos de media y 3,1 puntos.
Ahora, con el Chantada
(La Voz de Galicia)

En el 2002 inició una etapa de seis años en LEB (Ourense, otra tercera etapa en Gijón, Palma Aqua Mágica) que dio paso, en el 2008, a su descenso a EBA con el ABO orensano y ahora en el Chantada, casi siempre con buenas medias anotadoras y mucha responsabilidad.

Es evidente que la EBA ofrece un dinero que no da para muchos lujos, pero sí es una buena transición para seguir jugando e ir buscándose la vida en otros aspectos. "Mi vida ha cambiado un poco, pero todavia sigue relacionada con el basket, el gusanillo nunca se pierde. Estoy viviendo en Orense con mi familia, sigo jugando y estoy entrenando en un equipo infantil de un colegio. Además estoy con unos laboratorios de comercial, pero la cosa de la venta hoy en día esta complicada, como todo", me cuenta. Hace poco ha renovado en Chantada rebajándose el sueldo.

El optimismo, que no falte. Un gran mensaje para acabar: "Está todo muy mal. Es una etapa complicada, pero la superaremos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada