lunes, 15 de octubre de 2012

Ariel Eslava: "¡Sigo jugando, eh!"

Iniciando una penetración con el Cáceres ante Femmerling. Foto: El Periódico Extremadura
A Ariel Eslava, aunque en broma, le ofendió un poco mi mail. "No me pongas como retirado en tu página. ¡Sigo jugando, eh!". Reconozco que no soy un experto en la liga argentina y que por eso no le tenía muy controlado. El chico --que ya no lo es tanto-- está en el Olímpico de La Banda (siempre me ha hecho gracia ese nombre), retornado, parece que definitivamente, al país de donde salió hace 13 años para intentar el sueño de jugar en el Real Madrid.

Lo consiguió, aunque no puede decirse que su aportación fuese muy significativa: 7 partidos en la 99-2000 y 4 en la 2000-01. Era apenas un veinteañero que en el filial de la EBA sí destacaba. Había llegado desde Boca Juniors y tenía un físico espectacular. Sinceramente, me sorprende que la página de la ACB le dé solamente 1,96. Yo creo que supera los 2,00. No sé cómo habrá progresado en los últimos años, pero sobre todo era un especialista defensivo gracias a su potencia de piernas y brazos. Luego, mirando a canasta tenía que mejorar bastante: le faltaba tiro para ser '3' y era pequeño para hacer el '4'. Consiguió la nacionalidad española y eso le dio para estar bastante tiempo entre nosotros. Además, puede presumir en su currículum de ganar la liga del 2000 en el Palau.
En Argentina, de vuelta.


Aún así, en la 2001-02 vino a Cáceres y jugó muchísimos minutos, con algún que otro partido de mucho mérito en un equipo con cada vez menos elementos que acabaría descendiendo. Fue su único momento algo importante en la ACB, ya que después gozaría de un par de contratos temporales (2003-04 con Fuenlabrada y 2006-07 en Vitoria) y una temporada completa de nuevo en el Tau, la 2008-09, haciendo bulto en el banquillo y completando el cupo de nacionales. Siempre me ha parecido curiosa esa historia de Dusko Ivanovic de no dar minutos a los suplentes-suplentes ni aunque se vaya ganando de 30. Eso sí, Ariel, al igual que en el Madrid, le dio tiempo a 'pillar cacho' con una Copa del Rey.

Un dato: de los 691 minutos que totalizó en ACB, 563 fueron en Cáceres. Lo mismo podría argumentarse en los puntos (109 de los 136) o en los rebotes (129 de 157).

También pasó por tres equipos LEB, aunque en ninguno jugaría más de 20 minutos de promedio: Melilla (2001-02), La Palma (2003-04) y Cantabria (2004-05).

Eslava parece feliz su regreso a Argentina, que se produjo en el 2010. Desde entonces ha estado en Lanús, Bahía Blanca y San Martín de Corrientes, además de en su equipo actual. "Es la mejor liga de América espués de la NBA, ya que volvieron grandes jugadores de Europa y americanos reconocidos. Todavía tengo mucho contacto con exjugadores y entrenadores de España. Hoy con internet es más fácil. Pasé años increíbles, ya que me hizo crecer como jugador y como persona. Muchas anécdotas, viajes, partidos, etcétera. Inolvidable. Me fui con 19 años y tuve la suerte de vivir cosas increíbles".


Según dice, todavía no se ha planteado su futuro después del baloncesto. Tiene 33 años y espera estar un par de temporadas más en la 'pomada' y "seguir divirtiéndome". "Un abrazo y ¡que viva España!", concluye.


Os dejo por hoy. Bueno, no. Si queréis leer algo más sobre Ariel, aquí he escaneado una entrevista en plan graciosete que salía en la última página de Gigantes del Basket, mítica revista de la que llevamos la corresponsalía durante mucho tiempo (click para ampliar, ojo).








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada