jueves, 27 de septiembre de 2012

Josines González: El 'Montero' de El Bierzo


Frontal un card de Mundicromo en 1995.
Una generación crecimos asombrados por cómo un tío de 2,05 como Magic Johnson podía ser base. La traslación española fue José Antonio Montero, al que Aíto García Reneses 'se inventó' como director de juego con su 1,92. Eso tenía enormes ventajas, tanto a nivel ofensivo como defensivo. A Montero, claro, le intentaron emular desde varios puntos de España. El caso más llamativo fue probablemente el de Josines González en León, aunque no alcanzó el estrellato.

González nació en Losada, una pequeña localidad de la comarca leonesa. Sus destacadas actuaciones en categorías inferiores le llevaron al equipo de la capital, donde continuó progresando hasta llegar al primer equipo. Con apenas 18 consiguió un puesto en la primera plantilla, en la temporada 1990-91 y su importancia en el equipo fue creciendo en los siguientes años, aprendiendo de americanos como Mark Tillmon o Mike Anderson y de nacionales como David Sala.

Josines era, sobre todo, alto y poderoso para jugar de '1'. Carecía de un tiro exterior que amenazase, pero su físico daba problemas a los bases rivales. También era extremadamente tranquilo con el balón. No tenía mucha responsabilidad anotadora rodeado de jugadores como Xavi Fernández, Alberto Angulo, Xavi Crespo, Reggie Johnson, Raymond Brown o Corny Thompson. La afición le tenía un gran cariño y con 21 años fue nombrado capitán. 

La parte de atrás.
En cinco temporadas en León totalizó 176 partidos en cinco temporadas, hasta la 95-96. No acabó de explotar, de ser el 'Montero' que buscaba el que fundamentalmente fue su impulsor, Gustavo Aranzana. 2,4 puntos y 1,2 asistencias en 11 minutos por partido no son números de relumbrón.

En 1996 regresó a El Bierzo y jugó seis temporadas más en el Ponferrada en Liga EBA. Ahí sí tuvo más protagonismo ofensivo y se convirtió en líder del equipo, pero no volvería a asomarse a la ACB. Sí volvió a colaborar con el León unos años después, cuando entrenó a su filial, el Universidad.

Por lo que se ve, fue bastante inteligente en su formación académica: "Me va bastante bien con la que está cayendo. Soy ingeniero mecánico y trabajo como profesor técnico en Formación Profesional en el Centro Don Bosco de León. Mi mujer tiene una peluquería". 

Imagen más reciente.
Es curioso lo último que me cuenta: pertenece a la escuela de árbitros de León y dirige partidos de vez en cuando. Tiene ya 40 años y no le veremos arbitrando en ACB. Nunca se ha dado el caso de que un exjugador nuestro llegue tan alto pitando, aunque en la NBA sí (Leon Wood y Haywood Workman, al menos).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada