martes, 4 de septiembre de 2012

Andrés Valdivieso: La moda del '3' alto nacional

Villalba, temporada 91-92.

A finales de los 80, con mucha influencia de Aíto García Reneses, todos los equipos querían tener dos cosas: su base alto, de 1,90 al menos (al estilo José Antonio Montero) y su '3' nacional también poderoso físicamente (al estilo Andrés Jiménez). Andrés Valdivieso formó parte de esa moda que llegó para quedarse y tuvo unas cuantas temporadas interesantes en la ACB.

Obviamente, al que los entrenadores querían adaptar al 'nuevo puesto' de alero era al pívot bajito con buena mano. Fue la transición de Valdivieso (que está en 2,03) desde las categorías inferiores del Real Madrid, aunque donde realmente se dio a conocer fue en el Tenerife. En la isla consiguió en 1988 el ascenso a la máxima categoría. Allí jugó dos temporadas más entre los mejores (88-89 y 89-90) con unos promedios aceptables de minutos (21,3 y 23,0, respectivamente) y puntos (8,1 y 7,1). Su traslación al puesto de '3' nunca fue completa. Siempre acababa ayudando dentro.

Con su hijo, ahora.
Su posición consolidada en la competición le permitió volver a Madrid para jugar con el Collado Villalba, donde estuvo otras dos temporadas aunque con un evidente menor protagonismo (15,4 y 12,7 minutos y 2,9 y 3,0 puntos). Siguió en el equipo tras descender y luego prolongó su estancia en la capital de España en equipos como el Dribling y Las Rozas en Segunda y EBA. Cuando parecía que no volvería a jugar a un cierto nivel, ya superados los 30 fue reclamado en la LEB en Menorca y Granada.  Su trayectoria dio un último giro en el 2004: llevaba tres años sin jugar, pero regresó para hacerlo en el Illescas en Segunda.

Está en Madrid. Cuando se retiró empezó a trabajar en una productora de programas deportivos, CDP Deportes. Ahora ha montado junto con un par de amigos una empresa de venta y alquiler de bicis, La Sonrisa Eléctrica. También organizan rutas.
Montando un nuevo negocio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada