sábado, 28 de julio de 2012

Sergio Ramos: Portugués con suerte cruzada


En acción ante el Forum Valladolid.
Portugal no es un país muy baloncestista, pero ha dado algún que otro jugador interesante que, por lógica cercanía, ha llamado la atención de la ACB. Pero ninguno de los pocos que han estado entre nosotros ha conseguido triunfar plenamente aquí. Quizás el que más condiciones tenía para hacerlo y más cerca estuvo fue Sergio Ramos. Sin embargo, las lesiones cortaron de raíz una trayectoria que estaba siendo muy positiva.

Ese nombre tan futbolístico esconde a un tirador nato de buena envergadura (2,00) que todavía está en activo, en el Benfica. Tiene 37 años. Hace once (2001-02), vivió su gran oportunidad en España de la mano del Lleida, que le fichó para completar un juego exterior muy poderoso (Roger Grimau, Berni Alvarez, Manel Bosch). Había muy buenas referencias de él: era la estrella de la selección nacional y ya tenía experiencia en una potente liga europea habiendo jugado ya un par de años en Italia (Milán y Avellino). Era un riesgo calculado.

En la actualidad con el Benfica.
De hecho, no se puede decir que fracasase. 'O indomavel' lo hizo muy bien. En sus tres primeras temporadas en Lleida promedió 12,9, 12,5 y 12,6 puntos por partido, con buenos porcentajes además. En la cuarta, todo se torció. Se rompió el ligamento cruzado lateral y estuvo seis meses de baja. Cuando quiso volver, recayó.

En la 2005-06  tuvo una oportunidad en el Fuenlabrada, pero solo consiguió jugar dos partidos. Su bajada al escalón de la LEB tampoco fue satisfactorio en Alcudia e Inca, por lo que regresó al Benfica, el equipo del que salió. En Lisboa es todo un ídolo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada