miércoles, 11 de julio de 2012

Samir Avdic: La guerra desde Málaga


La historia de Samir Avdic es una de las más duras que se han producido en la ACB en su historia. En una época en la que se podían tener únicamente tres extranjeros (y esto contaba a todos los europeos que no tuviesen el pasaporte español), este alero de la escuela balcánica aterrizó en Málaga en la temporada 93-94 para colaborar a un precio bajo a un proyecto que por entonces estaba creciendo. No lo hizo mal, según sus números. 13,7 puntos con porcentajes pasables y un decente trabajo defensivo. Un buen jugador de equipo que jugaba por primera vez fuera de Sarajevo.

Sarajevo. La palabra clave en esta historia. La guerra de Bosnia se estaba produciendo en aquellos días y él estaba con el Unicaja --entonces, apellidado Polti-- ganándose la vida, sabiendo que día sí y día también podían estar muriendo familiares, amigos, compatriotas. "Fue el peor año de mi vida. Siempre recordaré el apoyo de mis compañeros de equipo", recuerda.

No renovó, aunque la temporada siguiente estuvo de 'temporero' en Primera en el Melilla, que entonces tenía una fuerte vinculación con el Unicaja. El resto de su carrera la pasó en Turquía. La guerra se iba acabando. Al fin.

Ahora está trabajando como agente de jugadores y vive en esa Sarajevo que algún día volverá a ser la que era antes del conflicto. O quizás no. "Los recuerdos de la Liga ACB todavía viven en mi corazón. Gracias a Díos tengo amigos por toda España. Claro, nunca me olvidaré de los partidos que jugamos en Ciudad Jardín. Los aficionados que nos apoyaban mucho. La gente creo que acabó contenta de mi actitud".

En Málaga, efectivamente, se le recuerda mucho y bien. Ha vuelto en ocasiones a la ciudad y a buen seguro que ha sido consultado en algunas decisiones recientes que ha tomado su antiguo club.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada