viernes, 20 de julio de 2012

Félix de la Fuente: El pívot 'engendrador'


Concentrado con el Elosúa León.
A todos nos vienen a la mente los casos de 'padre e hijo' que hayan pisado la ACB: los Beirán, los Mendiburu, los Abrines... Lo que no es tan frecuente es que un exjugador de la competición haya tenido al mismo tiempo un hijo que le haya sucedido en la misma y además una hija que haya pasado también por la máxima categoría del basket, la Liga Femenina. A mí solo se me ocurre Félix de la Fuente, que es de quien os voy a hablar hoy.

Sonriente en la actualidad.
De la Fuente fue un pívot rocoso, que sufría su falta de centímetros (apenas dos metros) con una dureza enorme. La demostración de que lo consiguió con creces es que se mantuvo durante muchos años en la liga, jugando además bastantes minutos como primer recambio de los americanos de turno. Criado en la cantera del Forum Valladolid, disputó la primera edición de la ACB con apenas 18 años (83-84) vestido de morado. En Pucela permaneció dos temporadas, tuvo un pequeño paréntesis en Primera B en Burgos y luego encadenó tres años en Vitoria, uno en Huesca y dos en León. Siempre cumplidor. Luego prolongó su carrera de nuevo en Primera en Granada y Alcalá y en EBA (cuando era la segunda categoría) otra vez en Burgos.

Se retiró bastante pronto, dedicándose a la empresa familiar en Valladolid, donde todavía juega algún partido con los veteranos. En su caminar supo transmitir sus genes. Es padre de Sergio de la Fuente --cuya prometedora carrera solo se vio premiada con 12 partidos ACB con Valladolid en la 2007-08-- y de Alejandra de la Fuente, uno de los 'techos' del basket nacional con su 1,92 y que en esta última campaña ha jugado en mi ciudad, Cáceres, en la LF-2, tras haber pasado por la máxima división. No hace falta imaginar mucho de qué se habla en las reuniones familiares...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada